Icobandas 45 años. Bandas fabricadas a la medida de cada transportador horizontal, inclinado o vertical, de la más alta calidad.
Open
X

icobandas® CMU-A™-Guardabandas.

En el sitio de cargue de la mayoría de los transportadores, es necesario colocar un canal para evitar el derrame de material producido en el punto de carga. Este canal cumple también una función importante al contribuir en el centrado correcto de la carga. De no ser así, se causaría un desvío lateral de la banda al no coincidir los centros de gravedad de ésta y del material.

 

Al recibir la carga, los bordes laterales de la banda se encocan hacia arriba, rozando la estructura metálica del canal de cargue, con el consiguiente corte inmediato de la banda. Para evitar esto y proveer un cerramiento adecuado que impida el derrame de material, es indispensable utilizar guardabandas de caucho, que sobresalgan convenientemente de la estructura metálica. La duración de la banda depende del bajo coeficiente de abrasión que tenga el guardabanda. Para cumplir esta función, se desarrolló el guardabanda icobandas® CMU-A-Guardabandas, en varios espesores, tamaños y durezas, dependiendo de las diversas condiciones de cargue y de los materiales a transportar.

Al instalar el guardabanda, debe dejarse una luz entre éste y la banda de por lo menos un centímetro, incrementando la luz en el sentido de avance de la banda, para facilitar la expulsión de material que pueda haber quedado atrapado entre el guardabanda y la banda.

Cuando se transportan materiales con aceites, grasas, hidrocarburos o solventes en bandas estándar, se genera un serio y progresivo deterioro en las propiedades físicas y mecánicas del caucho, con el consecuente daño de la banda. Para solucionar este problema químico macromolecular, se han descubierto elastómeros que presentan un mejor comportamiento cuando entran en contacto con estas sustancias.

icobandas s.a., ha desarrollado el icobandas® CMU-A-Guardabandas, especialmente diseñado con compuestos de caucho nitrílicos que le permiten tener una excelente resistencia química a grasas, aceites, solventes, etc. Además presenta un excelente comportamiento en condiciones que combinen altas temperaturas y ambientes oleosos. Resiste muy bien la abrasión y conserva su flexibilidad en temperaturas que alcanzan hasta los 120ºC; se recomienda para el transporte de mezclas calientes de asfalto y en general para todo servicio con aceites minerales, vegetales o animales.

El caucho icobandas® CMU-A-Guardabandas se prueba añejándolo sumergido en ACPM durante 72 horas. Bajo esta prueba, el caucho icobandas aumenta menos de 0,3 gramos, lo que quiere decir que conserva sus propiedades físicoquímicas por un tiempo prolongado frente a ambientes oleaginosos.

PDF – Caucho icobandas® CMU-A-Guardabandas / Rubber skirtboard